Monthly Archives: March 2016

El desarrollo de los seres humanos está lleno de paradojas. Creamos comunidades, que de forma exitosa, mantienen ideas en tensión, lo que frecuentemente lleva a avances significativos. El año pasado en una conferencia en la Universidad de Rice, se identificaron diez ejemplos del por qué aceptar la paradoja es beneficioso, incluyendo los siguientes: mejoramiento e innovación, personal y equitativo, alegría y rigor, y presión y apoyo.

Cuando se trata de tecnología que posibilita el aprendizaje, a algunos les preocupa que los ambientes escolares se deshumanicen, argumentan la falta de interacción entre estudiantes y profesores, preocupa que los resultados se reduzcan significativamente. La posibilidad opuesta es surge cuando aceptamos la paradoja y mantenemos lo que es importante, teniendo la mente abierta a lo que es posible.

 

ambientes de educación mixtos

Estrategias conjuntas de aprendizaje, como lecciones en línea combinadas con sesiones regulares cara a cara, es un concepto que a penas comienza a desarrollarse, pero es lo suficientemente maleable como para incorporarlo a las innovaciones en educación. A continuación, tenemos tres ejemplos de mezclas excitantes, que acogen paradoja para producir secuencias poderosas de aprendizaje.

Basándose en proyectos y aprendizaje personalizado

En tres redes de secundaria, están creando un sistema mixto de ambientes y armando plataformas para apoyar una mezcla de desarrollo personalizada de habilidades a través de una lista de reproducción digital con proyectos comunitarios basados en el trabajo en equipo:

  1. Entregar a las escuelas públicas esta mezcla de listas de reproducción y proyectos, en una plataforma construida con la ayuda de los ingenieros de Facebook, de modo que todas las escuelas públicas del país puedan estar conectadas.
  2. . Brooklyn Lab es un ejemplo distintivo dirigido por una pareja singular, el marido dirige las escuelas y la mujer la organización no gubernamental de tecnología.
  3. New Tech Network  está formada por doscientas escuelas que usan este sistema basado en proyectos utilizando nuevas plataformas de aprendizaje personalizado. En este tema, es interesante notar, que David Brooks criticó a una escuela que es conocida por usar este sistema (luego de un documental que vio) basándose en el posibilidad de que en cuestión de cobertura y conocimientos, los contenidos puedan ser desiguales. Yo escribí una respuesta donde argumenté esta tendencia hacia la personalización combinados con proyectos de compromiso más profundo (y mencioné estas escuelas).

 

Enseñanza en el lugar y en línea

Hay una pequeña, pero creciente comunidad de educadores y estudiantes que abogan por la educación basada en un lugar específico. Son un grupo bastante diverso que valora la experiencia en el exterior, son apasionados de la educación sobre el medio ambiente y el arte; la comunidad rural aboga y la comunidad urbana organiza.

Esta semana visité la escuela Tenton de ciencias en Jackson Hole, Wyoming. Su pequeña red, es una gran escalera, que motiva la conexión entre la gente y el lugar. Una de las formas que usan para hacerlo, es pedirle a los estudiantes que averigüen para comprender el mundo y que diseñen soluciones para las oportunidades que descubran. Esta escuela involucra a los estudiantes (jóvenes y viejos) con experiencias situadas en sus temas, valores, problemas y oportunidades de los lugares, incluyendo lo cultural, económico, natural y los aspectos gubernamentales de la comunidad. Suma el trabajo en línea, mézclalos y obtendrás lo siguiente:

  • Preparación para involucrase (capacidad de lectura adaptable que prepara al alumno para leer y escribir a cerca de un lugar)
  • Oportunidades movibles de aprendizaje
  • Multitud de fuentes al conectar a los estudiantes con científicos del medio ambiente.
  • Ciudadanos activos: presentaciones públicas y experiencia en defensa de temas sobre los cuales han trabajado, conocen y les interesan.

La combinación de la enseñanza en el lugar y el aprendizaje digital, permite que las escuelas pequeñas se asocien con parques nacionales, museos y con los recursos de otras comunidades.

Uno de mis ejemplos favoritos es Houston A UP, una escuela de enseñanza media donde los estudiantes pasan cierto tiempo en los museos cada semana.

educación y paradoja 

Educación basada en estándares y basada en intereses

Entonces, ¿cómo permitir que los estudiantes sigan sus intereses y asegurarnos también, de que aprendan lo que necesitan? La intersección entre “lo que estudio por gusto y lo que estudio por calificación”, es la oportunidad más interesante de diseño educacional en nuestro tiempo, pero requiere un compromiso paradójico basado en una educación personalizada, mezclada con una preparación de calidad para una carrera universitaria. Podemos ver signos de progreso en lo que respecta al aprendizaje basado en intereses personales, avances como: modular el aprendizaje móvil, apoyo social y entre iguales, estrategias basadas en el juego y pensamiento analítico.

El cambio en el desarrollo de los maestros, de permanecer sentados y tomar cursos a recursos en tiempo real es muy importante.

Las nuevas plataformas (como las que mencioné arriba) facilita a maestros y estudiantes, dar forma a proyectos y explorar intereses al mismo tiempo que desarrollan habilidades estándar.

Como cualquier avance, la educación mixta puede ser implementada pobremente o puede ser una herramienta para un aprendizaje mucho más completo y beneficioso tanto para los estudiantes como para sus comunidades.

 

El esfuerzo y los buenos hábitos son fundamentales para el aprendizaje, pero son constantemente ignorados en nuestro sistema de evaluación. Esto debe cambiar haciendo investigaciones más profundas y publicando literatura popular que resalte su importancia en el aprendizaje.

Considero de suma importancia, hacerle saber a nuestros estudiantes todo lo que pueden lograr si se esfuerzan y crean buenos hábitos de estudio. Hacerles saber que es un proceso de perseverancia que se puede aprender y que, con el tiempo verán resultados muy positivos.

 

hábitos estudiantiles

 

Como profesionales, debemos desarrollar un sistema de evaluación para el esfuerzo y los buenos hábitos, esto motivará a los estudiantes. Por ejemplo, incitarlos a escribir diariamente y luego compartir su trabajo en clase, son tareas que los estudiantes pueden hacer sin importar el talento que tengan en este campo, lo que se calificará es el esfuerzo y el haber cumplido con la tarea. Es todavía más importante incluir en el plan de estudios, que todo aquel estudiante que trabaje duro, puede alcanzar las metas porque construir hábitos es parte del proceso.

Para ayudarlos a este respecto, como maestro de escritura, creo que es fundamental establecer reglas y evaluar los resultados, por ejemplo la asistencia (no pueden faltar a más de dos clases durante el curso), cumplir con las tareas al menos en un 90%, escribir durante diez minutos diarios en un cuaderno designado especialmente para eso. En otras palabras, ayudar al estudiante a familiarizarse con el proceso a través de la práctica. En mi caso, este sistema ha evolucionado y como resultado, noto en mis alumnos una forma transparente de hablar y actuar a través de sus escritos. Pero esto no es lo único que hemos logrado, muchas otras cosas han surgido, alguna, totalmente inesperadas.

 

 

Uno de mis estudiantes me hizo ver, que este sistema los hacía enfocarse menos en la calificación y más en el trabajo, lo mismo me sucedió a mí. Ahora puedo relajarme y ver el proceso de formación de mis estudiantes con más claridad. El otro día les di algunos ejemplos breves de cómo escribir una tesis, generando respuestas preliminares para investigar preguntas. Cuando terminaron, les pedí que inventaran otra forma de escribir las mismas preguntas, quizá poniendo otra palabra al comienzo de la frase o agregando palabras en el medio. Luego de algunos minutos caminé por el salón, dándoles palmaditas en la espalda, a aquellos que, a penas la semana pasada creían que no sabían escribir.

 

Al incorporar este sistema, he notado que eliminamos distracciones. Ahora tengo estudiantes formulando mejores preguntas y creando estrategias de estudio más eficientes, en lugar de estar solo persiguiendo una buena calificación.

 

Cuando el esfuerzo y los buenos hábitos de estudio ocupan un espacio en tu sistema de calificación, los estudiantes construyen un marco de trabajo que les permite aprender mejor.